¿QUE NECESITAMOS PARA QUE NOS VAYA BIEN EN LA VIDA?

TEMA: ¿QUE NECESITAMOS PARA QUE NOS VAYA BIEN EN LA VIDA? 

TEXTO: ISAIAS 3:10

{{
}}

Que precioso lo que nos declara este versículo: Decid al justo que le irá bien, entonces muchos se preguntaran: Entonces si he sido declarado justo por medio de la fe en Cristo ¿Porque me va mal? ¿Por qué en nuestra vida este versículo no es una realidad?

Para responder a esa pregunta que muchos cristianos se hacen tenemos que recordar una ley espiritual: (Gálatas 6:7) TODOS RECIBIMOS LO QUE SEMBRAMOS, eso quiere decir que lo bueno o lo malo que recibimos en nuestra vida están relacionados en gran manera a nuestras acciones y a nuestras decisiones.

I) RESPONDAMOS PRIMERAMENTE: ¿PORQUE NOS VA MAL? 

Lo primero que tenemos que hacer para comprender porque las cosas no nos van bien en la vida es dejar de culpar a Dios (Proverbios 19:3) y se honestos con nosotros mismos para reconocer nuestros pecados y nuestras malas decisiones, tenemos que mirar nuestros propios caminos (Lamentaciones 3:40) Cuando hayamos hecho eso entonces podemos reconocer con sinceridad y humildad que nos va mal: 

  • PORQUE NO QUEREMOS DEJAR DE HACER LO MALO (ISAÍAS 1:16) 

No puede irnos bien haciendo lo malo, eso es algo que tenemos que tener bien claro en nuestra vida, nuestras malas decisiones y nuestros malos caminos no pueden producir frutos buenos. 

La palabra de Dios nos declara que tratar de caminar en los caminos del Señor sin querer tener un cambio en nuestra manera equivocada de vivir, es decir querer seguir enredados en los mismos vicios y pecados, lo único que trae es fracaso y destrucción a nuestra vida (Proverbios 10:29) 

  • PORQUE EN NUESTRO CORAZÓN NO HAY UN VERDADERO ARREPENTIMIENTO POR NUESTROS PECADOS SINO SOLAMENTE EXCUSAS Y FALSAS JUSTIFICACIONES (PROVERBIOS 28:13) 

Queremos que nos vaya bien pero no queremos cambiar, no queremos reconocer nuestros errores ni nuestros pecados, siempre señalamos a otros, buscamos culpables, minimizamos nuestros errores comparándolos con los de los otros.

Si no dejamos un vicio es ¿culpa de quien? De los amigos.

Si no nos congregamos en la iglesia es ¿culpa de quien? De los hipócritas.

Si no hemos hecho nada en la vida, si no nos hemos preparado ni superado es por ¿Culpa de quien? De nuestros padres, de la falta de oportunidades, de la pobreza, de nuestra familia que no nos apoyó, etc, etc.

Es decir que nunca reconocemos nuestros pecados ni nuestros errores, siempre tenemos una excusa y siempre buscamos una justificación, y no comprendemos que la clave para transformar para bien nuestra vida es: RECONOCER NUESTROS ERRORES, ARREPENTIRNOS Y AVANZAR. 

II) AHORA RESPONDAMOS ¿QUE NECESITAMOS PARA QUE NOS VAYA BIEN? Tenemos que comenzar a hacer lo bueno que Dios quiere que hagamos, por obediencia y por amor a nuestro Dios. 

  • NECESITAMOS CONOCER, CREER Y OBEDECER LA PALABRA DE NUESTRO DIOS (JOSUÉ 1:8) 

Muchos cristianos se quejan que “todo les sale mal” pero nunca se toman el tiempo de leer el manual de Dios para nuestra vida, ese manual es la Biblia. 

En la Biblia están todas las indicaciones para caminar por el camino que lleva a la bendición, para tener victoria en nuestras batallas, para superar las crisis, para tener gozo, paz y prosperidad en nuestra vida. 

Pero tenemos que comprender algo muy importante: no se trata solamente de leerla, sino de creerla y obedecerla, esa es la clave.

  • NECESITAMOS VIVIR DÁNDOLE HONRA A DIOS Y TENIENDO TEMOR DE ÉL EN NUESTRO CORAZÓN (1 SAMUEL 2:30 /ECLESIASTÉS 8:12) 

Este versículo nos declara algo que tiene que tenemos que tomar muy en cuenta en nuestra vida: Para que nos vaya bien tenemos que tener temor de Dios en nuestro corazón, es decir, reconocer que aunque todos somos pecadores tenemos que tener en nuestro corazón el anhelo de agradar a nuestro Dios  y de darle honra con nuestra vida.

Lastimosamente muchos de nosotros tenemos más temor del qué dirán nuestros amigos que de nuestro Dios, muchas veces nos preocupamos por agradar más a las personas que al Señor. 

Y es muy importante que comprendamos que temer a Dios y honrarle es algo que aprendemos en nuestra propia casa, con nuestra familia, obedeciendo y honrando a primeramente a nuestros padres (Efesios 6:2-3) 

Posiblemente una de las causas por las que no nos va bien en la vida es porque no aprendimos a obedecer y honrar a Dios por medio de nuestros padres, pero aun no es tarde, hoy podemos comenzar a poner en práctica lo bueno en nuestra vida.

Deja un comentario