ANTIGUOS CONSEJOS PARA UNA NUEVA NORMALIDAD

TEMA: ANTIGUOS CONSEJOS PARA UNA NUEVA NORMALIDAD

TEXTO: HEBREOS 13:5-8

{{
}}

La carta a los Hebreos fue escrita entre los años 60 o 65 D.C aproximadamente, es decir que tiene casi dos mil años de antigüedad, pero tenemos que saber que la palabra de Dios es viva y es eficaz, es decir no importa la época o el momento en el que la leamos esa palabra tendrá enseñanzas de bendición para nuestra vida.

Actualmente en todo el mundo estamos viviendo algo nuevo, causado por una pandemia que aún nos está afectando, y a este tiempo que estamos viviendo se le ha dado el nombre de “Nueva normalidad” lo cual significa aprender a vivir en medio de la pandemia, enfrentando nuestros temores, enfrentando nuestra incertidumbre, venciendo nuestros miedos, y por sobre todo aprendiendo a confiar y a depender cada dia de nuestro Dios. 

Para esta nueva normalidad que estamos viviendo el Señor en su palabra nos da consejos antiguos pero efectivos y poderosos, que nos ayudarán a vivir y superar los desafíos y las adversidades que todos estamos enfrentando en este tiempo que nos está tocando vivir.

VEAMOS CUALES SON ESOS CONSEJOS ANTIGUOS QUE EL SEÑOR NOS DA EN ESTA NUEVA NORMALIDAD: 

I) PRIMER CONSEJO: APRENDE A TENER CONTENTAMIENTO EN TU CORAZÓN (HEBREOS 13:5) 

En nuestro corazón no debe de haber avaricia, sino agradecimiento, pues a pesar de las circunstancias difíciles que todos estamos enfrentando en el mundo, nuestro Dios ha sido fiel y no nos ha hecho falta nada, en este tiempo de crisis a nivel mundial el Señor ha hecho realidad su palabra en nuestra vida y no nos ha dejado ni nos ha desamparado. 

A pesar de todos los cambios que estamos enfrentando y que quizás se puedan seguir  dando aún más cambios en el mundo y en nuestra manera de vivir, nosotros tenemos que aprender ,junto con nuestra familia,a tener contentamiento en nuestro corazón. 

Pero ¿qué significa tener contentamiento? (Filipenses 4:11) Significa aprender a vivir cualquiera que sea la situación que nos toque enfrentar, pero con agradecimiento, con fe y con esperanza, confiando que pase lo que pase DIOS ESTARÁ CON NOSOTROS.

II) SEGUNDO CONSEJO: CONFÍA EN EL CUIDADO Y LA PROTECCIÓN DE DIOS SOBRE TU VIDA (HEBREOS 13:6) 

En esta nueva normalidad todos o la gran mayoría de personas estamos tratando de cumplir las normas de prevención para protegerse del virus que está afectando al mundo, estamos usando mascarilla, estamos lavándonos las manos constantemente, estamos guardando el distanciamiento social, etc para poder congregarnos en nuestra iglesia, para poder trabajar y para poder hacer las compras del supermercado y muchas otras actividades de nuestra vida.

Pero tenemos que saber que todo protocolo ,aun a pesar lo estrictos que seamos para cumplirlo, puede fallar, el virus puede llegar a nuestra vida, es por eso que por sobre todo protocolo, sobre toda protección material, nosotros debemos de poner nuestra confianza en la protección sobrenatural de nuestro Dios.

Tenemos que cumplir el protocolo y todas las recomendaciones de protección, pero tenemos que saber que no es la mascarilla lo que nos ayuda a vencer el temor, sino nuestra fe en la protección del Señor sobre nuestra vida.

Tenemos que reconocer que en esta nueva normalidad no solamente estamos enfrentando el peligro de una enfermedad, sino también los peligros que ya veníamos enfrentando en nuestra sociedad, la delincuencia, la violencia, las guerras, etc Pero como hijos de Dios podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador no temeré

III) TERCER CONSEJO: RECORDEMOS E IMITEMOS LA FE DE NUESTROS PASTORES Y MENTORES (HEBREOS 13:7) 

Como cristianos todos hemos tenido o tenemos pastores y mentores que han marcado nuestra vida con sus enseñanzas pero sobre todo por su ejemplo de fe en el Señor.

El texto nos dice algo muy interesante: Mira cuál ha sido la conducta de esas personas .y cuál fue el resultado de sus acciones, sin juzgar ni criticar, pero a pesar de los errores y debilidades que esas personas pudieron tener debemos imitar su fe, su entrega al reino de Dios, su amor por el servicio al prójimo aun en tiempos de crisis.

En mi caso personal yo puedo recordar el ejemplo de mi pastor durante casi 30 años, y la enseñanza que nuestro Dios nos dio por medio de su vida: NUNCA TE RINDAS, ¡DE QUE SALIMOS, SALIMOS!

Tenemos que comprender que es en este tiempo que estamos viviendo en el que debemos poner en práctica todas las enseñanzas de fe, de valentía, de esfuerzo y confianza en Dios que nuestros pastores y mentores nos han dejado. 

IV) CUARTO CONSEJO: NUNCA OLVIDES QUE TU SEGURIDAD ESTÁ EN EL SEÑOR (HEBREOS 13:8) 

Muchas personas sienten tristeza en su corazón en esta nueva normalidad pues piensan que ya nada será igual, que posiblemente las cosas volverán a la normalidad dentro de mucho tiempo. Y puede ser que de verdad esto sea así, pues tenemos que muchas cosas han cambiado, y posiblemente pueden seguir cambiando.

Pero si de algo podemos sentirnos seguros es que todo puede cambiar MENOS NUESTRO DIOS, su amor, su poder, su misericordia, su gracia, y su presencia, han estado, y estarán siempre disponibles para sus hijos e hijas.

Tal y como lo dice la letra de la preciosa alabanza de nuestro hermano Julio Melgar: 

Es tu amor que me sostiene

El que me levanta

El que me da paz

Me da seguridad

Y de lo que vendrá

Tu tienes el control

Nunca pierdes el control

SI DE ALGO PODEMOS ESTAR SEGUROS, ES QUE AUNQUE NOS SABEMOS LO QUE VENDRÁ, DIOS YA TIENE EL CONTROL.

Deja un comentario