LOS NICODEMOS EN LA IGLESIA

TEMA: LOS NICODEMOS EN LA IGLESIA

 

TEXTO: JUAN 3:1-10

 

INTRODUCCIÓN

 

Este dia vamos a reflexionar sobre la vida de uno de los personajes más prominentes e importantes que visitó a Jesús en su ministerio terrenal, su nombre es Nicodemo.

 

Los versículos que hemos leido nos muestran que Nicodemo era una persona muy importante en la sociedad Judía:

 

  • Era fariseo, es decir formaba parte de la secta más radical de la religión judía, con mucho conocimiento de la ley de Moisés y de la tradición de los ancianos, y en su mayoría eran hombres de negocio y tenían un gran poder de decisión en él sanedrín.

 

  • Era principal entre los judíos, es decir formaba parte del sanedrín, la asamblea que estaba formado por los principales hombres sabios de la nación judía.

 

  • Era maestro en Israel: Enseñaba la ley a otros, y para eso tenía que conocerla perfectamente.

 

Pero a pesar de sus títulos y su posición social Jesús confronto a Nicodemo con una verdad espiritual (Juan 3:2-3 y 7) : ¡Te es necesario nacer de nuevo!

 

Esto era algo impactante espiritualmente para alguien como Nicodemo pues por ser fariseo, principal entre los judíos y maestro él pensaba que ya era parte del Reino de Dios, pero Jesús le dejó bien claro que tenía que nacer de nuevo espiritualmente para poder ver el Reino de Dios.

 

Jesús también le hizo una pregunta impactante a Nicodemo para hacerlo reaccionar (Vs 10) ¿eres tú maestro de Israel y no sabes esto? Esta pregunta confrontaba a Nicodemo con toda su enseñanza, su doctrina, las tradiciones, etc.

 

Pero Jesús también le dio a Nicodemo la respuesta a su pregunta de ¿Cómo alguien puede nacer de nuevo siendo viejo? Y su respuesta resumió todo él evangelio en un solo versiculo (Juan 3:16)

 

AHORA TRASLADEMOS LA VIDA DE NICODEMO A LA IGLESIA EN LA ACTUALIDAD:

 

Muchas personas en las iglesias tienen títulos, tienen privilegios, tienen posiciones, les llamamos hermanos en Cristo, les llamamos maestros, ujieres, diáconos, servidores, maestros, pastores, apóstoles, etc pero al igual que Nicodemo ¡NO HAN NACIDO DE NUEVO!

 

Quizás tenemos títulos, posiciones y privilegios y muchos años de llamarnos cristianos, pero nuestra vida no refleja él nuevo nacimiento, nuestra vida no muestra la señal de un cristiano verdadero (Mateo 7:20) LOS FRUTOS.

 

I) QUIZÁS AL IGUAL QUE NICODEMO VENIMOS A JESÚS DE NOCHE, SOMOS CRISTIANOS EN LA IGLESIA, PERO NOS AVERGÜENZA CONFESAR A CRISTO FRENTE A LOS DEMÁS (LUCAS 9:26)

 

Es triste como muchos personas se avergüenzan de ser cristianos, tienen temor de ser reconocidos por los hombres como hijos de Dios, no quieren ser criticados, no quieren recibir las burlas, no están dispuestos a padecer por causa de Cristo.

 

Una persona que no ha nacido de nuevo no estará dispuesta a padecer aflicción por causa del Señor, pero una persona que ha nacido de nuevo, que reconoce el sacrificio que Cristo hizo para salvarlo estará dispuesta a padecer por causa del nombre de Cristo (Hechos 5:40-42)

 

II) TENEMOS QUE HACER CON SINCERIDAD Y HONESTIDAD UN EXAMEN EN NUESTRA PROPIA VIDA (2 CORINTIOS 13:5)

 

¿Seremos nosotros unos Nicodemos en la iglesia de Cristo? ¿Será que tenemos títulos, posiciones, cargos, privilegios, pero NO tenemos a Cristo en nuestro corazón?

 

¿Puede ser esto posible? Definitivamente que sí, pues recordemos que los títulos, cargos y los privilegios son dados por los hombres, pero la salvación únicamente por nuestro Dios por medio de la fe en Cristo.
Examinémonos a nosotros mismos, ¿he nacido de nuevo?, ¿Verdaderamente he recibido a Cristo como Señor y salvador de mi vida? ¿Tengo la seguridad de mi salvación? Si la respuesta a estas preguntas es NO, entonces  NOS ES NECESARIO NACER DE NUEVO ¿Como? RECIBIENDO A CRISTO COMO SALVADOR HOY MISMO.

DESCARGA EN PDF: LOS NICODEMOS EN LA IGLESIA

Anuncios

Deja un comentario