VIDAS LABRADAS A MARTILLO

TEMA: VIDAS LABRADAS A MARTILLO

TEXTO: NUMEROS 8:1-4

INTRODUCCION

 

Uno de los objetos que Dios diseñó para que estuvieran en el tabernáculo fue el candelabro o candelero de oro, el cual tenía tres brazos a cada lado y una caña principal al centro que sostenian las lámparas para alumbrar el lugar santo.

 

Este candelabro se considera que es símbolo de Cristo quien es la luz verdadera, y también de su iglesia la cual está puesta para ser luz en este mundo.

 

Por eso a nosotros los cristianos que formamos parte de la iglesia de Cristo el candelabro nos recuerda primeramente que nuestra vida tiene que ser luz en medio de las tinieblas (Mateo 5:14-15)

 

Pero también el candelabro nos recuerda que nuestra vida cristiana está siendo labrada, cada día nuestro Dios le está dando forma (Números 8:4 / 2 Corintios 3:18)

 

Primeramente comprendamos lo que significa la palabra LABRAR: Trabajar un material para darle la forma o el estado necesario para usarlo.  

 

Eso quiere decir que Dios está trabajando en nuestra vida, dándole forma para llegar a ser a su imagen, y para que nuestra vida pueda ser utilizada por él para su gloria.

 

Es por eso que hoy vamos a reflexionar en cómo Dios usa diferentes martillos para labrar nuestra vida, para moldearnos y para enseñarnos.   

 

I) EL MARTILLO DE LA ESCASEZ (DEUTERONOMIO 8:3)

 

  • En los tiempos de escasez el Señor nos enseña a depender de Él y de su provisión para nuestra vida.

 

  • Con el martillo de la escasez el Señor trabaja nuestra soberbia y nuestra autosuficiencia y nos enseña a confiar en su amor y en sus promesas para nosotros (Salmo 37:25)

 

  • Con el martillo de la escasez también el Señor forja en nosotros un corazón contento y agradecido con las bendiciones que nuestro Dios nos da (Proverbios 15:15)

 

II) EL MARTILLO DE LA ENFERMEDAD (JEREMIAS 10:19)

 

  • ¿Quien podría decir las palabras que encontramos en este versículo? Enfermedad mía es esta y debo sufrirla, pero tenemos que comprender que muchas veces nuestro Dios usa la enfermedad como parte de su proceso de restauración y transformación de nuestra vida.

 

  • En la enfermedad el Señor nos hace que lo busquemos a él aunque nos hayamos alejado de sus caminos (2 Reyes 8:8)

 

  • En la enfermedad el Señor nos enseña a creer en su poder y en sus milagros (Mateo 9:19-21) el martillo de la enfermedad forja en nosotros un corazón lleno de Fe en él poder de nuestro Dios.

 

  • El martillo de la enfermedad nos recuerda que somos frágiles y que necesitamos del poder de Dios en nuestra vida (2 Corintios 4:7)

 

III) EL MARTILLO DEL DOLOR (PROVERBIOS 15:13)

 

  • Tal como lo dice el versículo, muchas veces el dolor más grande de nuestra vida no viene directamente por algo que pasa en nuestro cuerpo, sino que es producido por situaciones que han llenado de dolor nuestro corazón.

 

  • El dolor es un martillo por medio del cual nuestro Dios forja nuestro carácter, y nuestra fe (1 Pedro 5:10)

 

  • Por medio del martillo del dolor el Señor nos enseña a encontrar en Dios el consuelo para nuestra vida (2 Corintios 1:3-5)

 

IV) EL MARTILLO DE LA TRAICIÓN (JOB 6:15)

 

  • Definitivamente que la traición es algo muy doloroso, mucho más cuando viene de personas en las cuales hemos confiado o de personas a las cuales amamos mucho.

 

  • Dios no hace que las personas nos traicionen, pero puede permitir que nosotros experimentemos la traición para que comprendamos que el único en quien verdaderamente podemos confiar sin temor a ser traicionados es en ÉL

 

  • En él tenemos que poner la confianza de nuestro corazón (Salmo 33:21)

DESCARGA EN PDF: VIDAS LABRADAS A MARTILLO

También puedes ver mas bosquejos en:http://www.centraldesermones.com/?s=oscar+flores

Para ofrendar en este ministerio puedes hacerlo por medio de paypal y para otros medios dale click al enlace: OFRENDAS EL BLOG DEL PASTOR OSCAR FLORES

Anuncios

Un comentario sobre “VIDAS LABRADAS A MARTILLO

  1. Pastor ha sido una gran bendicion sus mensajes para mi vida,los he compartido con otras personas cuando voy a evangelizar, o predicar,me cuesta hacer un sermón pues no tengo la preparación sólo estudie la primaria,Dios bendiga su ministerio y lo diga usando poderosamente.

Deja un comentario